Raspaditos de la Lotería de la Florida- Foto de archivo

Un hombre del condado de Seminole, en el área central de la Florida, es $ 1 millón más rico después de comprar un raspadito de la suerte en una gasolinera local.


Vincent Labarba de Casselberry reclamó el premio mayor del juego raspadito «THE FASTEST ROAD TO $ 1,000,000».

Vincent compró el raspadito ganador del Wilshire Marathon en 815 Semoran Blvd. Eligió recibir sus ganancias como un pago único de $790,000.

La gasolinera recibirá una comisión adicional de $ 2,000 por vender el raspadito ganador.