Carlos Humberto Cardona, de 48 años, inmigrante colombiano que en el 2001 fue parte del equipo de trabajadores que recogieron escombros tras el atentado terrorista a las Torres Gemelas está a punto de ser deportado.

Uno de alrededor de 41,300 personas que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) detuvieron durante los primeros 100 días de la administración del presidente Donald Trump, según informa el periódico New York Daily News.

Dicha detencion ha sido en base a un caso criminal en su contra ocurrido hace más de 30 años, cuando el hombre fue arrestado y acusado de un cargo de intento de venta de drogas en Nueva York.

“Él [Cardona] estaba parado junto a un amigo cuando sucedió. [La droga] no era suya”, dijo su esposa, Liliana.


En el 2000, al inmigrante colombiano se le emitió una orden de deportación, sin embargo, Cardona continúo viviendo por más de una década en el país. Luego en el 2011, y tras ser arrestado su deportación fue suspendida y se le otorgó una orden de supervisión por sus “problemas respiratorios crónicos a causa de su tiempo como trabajador en la Zona Cero”.

Cardona formó parte de un equipo de la empresa Milro Construction contratado por el gobierno para la limpieza de los escombros. Este año, ICE revocó su supervisión y detuvo al inmigrante durante una citación rutinaria.

Rajesh Barua, el abogado de Cardona, pidió que se acelere el trámite migratorio de naturalización de Cardona por estar casado con una ciudadana estadounidense desde 2014. Mientras que el abogado también ha hecho un pedido general de clemencia para que se le otorgue un perdón a su cliente .