Juan Ricardo, hijo de Juan Ricardo Hernández Pérez, el cubano que murió tras ser golpeado salvajemente por el actor mexicano Pablo Lyle está demandando por la vía civil.

El hijo de la víctima pide una compensación económica arriba de los 100 mil dólares por los daños causados a su padre y familia, entre los que destacan: gran dolor por la violenta y publicitada muerte de su padre, además que han tenido que solventar gastos médicos y funerales, lo que los llevó a perder los ahorros de su vida.

La demanda también incluye al cuñado de Pablo Lyle, Lucas Delfino.

Pablo Lyle aún enfrenta un caso criminal donde está acusado de homicidio en segundo grado.