Haydée Milanés. Foto: Instagram/Haydée Milanés

Spotify, una de las plataformas más ansiadas por los artistas para conquistar a sus seguidores, le ha sonreído a la cantautora Haydée Milanés. La cubana fue elegida portada de la Playlist “Boleros Pop” donde aparece además con tres de sus canciones más aplaudidas: “Palabras”, “El primer Amor” y “La vida no vale nada” feat. Lila Brown.


Joven pero de una gran experiencia musical, Haydée ha luchado por el reconocimiento de su música, más que por ser la hija de Pablo Milanés. Ella a fuerza de talento es hoy una reconocida intérprete dentro del panorama sonoro cubano por esa sensibilidad melódica, sus espectaculares duetos y la elección de una exquisita música que rescata temas antológicos de grandes autores cubanos y también de la amplia discografía de su padre.

Estudió piano y dirección coral desde pequeña, pero cuando comenzó a descubrir sus posibilidades vocales quiso que al enfrentarse a los escenarios la llamaran solo Haydée, sin el Milanés. Entonces, emprendió el difícil camino de abrirse paso con su talento vocal donde encontró en el bolero, el jazz y la canción un puerto seguro para ella.

Los primeros pasos fueron junto a Ernán López-Nussa hasta que la Zorra y el Cuervo le dio la posibilidad de tener su primer gran espacio en La Habana. Allí junto a Interactivo y Robertico Carcasés regaló verdaderos espectáculos de Jam Sesions a esta icónica peña de las noches habaneras.

La intérprete de “Palabras”, una de sus canciones más escuchadas, es dueña de un feeling propio, que formó de sus influencias musicales más cercanas como el son, la trova tradicional cubana, los ritmos brasileros y los clásicos de jazz norteamericano con los que creció.


Cuando apenas tenía un disco, Descemer  Bueno fue vital en aquellos comienzos  y gracias a su colaboración y producción nació “Haydée”, el primero de sus discos que recorrió La Habana y New York.

Aunque, luego aventurarse a los arreglos y a la producción de su propio álbum fue como descubrir a una Haydée mucho más centrada en sus metas. En su primer disco como compositora, arreglista y productora musical “A la felicidad”, dejó grabados duetos inolvidables junto a Omara Portuondo, Pedro Aznar, David Blanco y hasta su propio padre.

Y así, los grandes duetos han sido una constante para ella: Chico Buarque, Adalberto Álvarez, Harold López-Nussa, Enrique Plá, Jorge Reyes, Descemer

Bueno, Fito Páez, Pedro Aznar, Luiz Melodía, Carmen París, Los Ángeles Azules (México), Kelvis Ochoa e Issac Delgado.

De Haydée dijo Leonardo Padura luego de haber escuchado su disco Palabras en 2015: “Esta joven intérprete, que siempre nos ha arropado en su sensibilidad melódica y lírica, ha decidido esta vez (otra vez) nadar contracorriente y, mirando hacia un rincón dorado de la tradición cancionera cubana, realizar una obra delicada, sensual e inteligente que tal vez no arrebate a las grandes audiencias, pero satisfará los gustos y expectativas de las más exigentes. Y su secreto para lograrlo resulta tan simple como difícil de conseguir: una mezcla bien dosificada de riesgo, inteligencia, talento y, sobre todo, de algo tan gratificante como el buen gusto”.

“Palabras”, el disco donde versionó tantas composiciones de Marta Valdés trajo muchas alegrías para Haydée dentro y fuera de Cuba. Pero para sorprender aún más, solo después de lanzar su quinto CD, Haydée se acercó a las canciones de su padre para regalarnos en 2017 “Amor” un álbum donde revive desde clásicos de Pablo Milanés, pero con arreglos y producción propias.

Al éxito de “Amor” le siguió la versión Deluxe Edition, uno de los más escuchados en iTunes y en Spotify, donde los temas de Pablo Milanés se grabaron en la voz de Haydée y también de una selección de lujo: Julieta Venegas, Omara Portuondo, Ibeyi, Lila Downs, Francisco Céspedes, Carlos Varela, Rosalía León, Pavel Núñez, Edgar Oceransky, Pedro Aznar, Silvia Pérez, Joaquín Sabina, Fito Páez y Chico Buarque.

Haydée Milanés a sus 39 años es miembro de la Academia de los Latin Grammy, seguida por muchos en Cuba y fuera de ella, pero sobre todo es una mujer que no para de experimentar y su música es muestra de eso.