La devastada familia de un niño de 2 años que murió atropellado cerca de una carpa que vendía artículos de San Valentín, habló sobre la repentina tragedia del pasado viernes.


«Esta es una tragedia terrible», dijo a 7News Jacinto Santiago, el tío del niño

El incidente tuvo lugar el viernes por la tarde a lo largo de la US 1, cerca de la 304 calle del suroeste. El conductor de un Dodge Charger gris oscuro perdió el control, atravesó la calle y llegó a la carpa donde el niño acompañaba a su mamá que estaba trabajando.

El cuerpo del niño quedó totalmente debajo del vehículo.

“Estaba acelerando demasiado rápido. Fue entonces cuando perdió el control «, dijo Santiago. «Mi hermano sostenía al niño en sus brazos».


Momentos después del accidente, testigos cercanos como José Correa corrieron al rescate del niño.

«Fue simplemente malo, e intentamos sacarlo», dijo Correa, que trabaja en un taller de reparación de automóviles cercano. Explicó que había mucha sangre y que no veían al niño hasta que levantaron más el auto y ahí estaba.

El niño, identificado como Anthony de León, fue declarado muerto poco después en el hospital.

El conductor, identificado como Hanskabell Amargos, de 42 años, permaneció en el lugar y cooperó con los investigadores.

«Entendemos que fue un accidente, pero él debe enfrentar sus responsabilidades», dijo Santiago. «Lo estamos dejando todo bajo las manos de la ley».

Las autoridades aún no han presentado cargos contra Amargos, quien viajaba con una pasajera identificada como Litney Castro de 28 años.