El disidente cubano, Guillermo Fariñas, se encuentra nuevamente en huelga de hambre y sed, para exigir al gobierno de Raúl Castro que se comprometa públicamente a no torturar.

En una entrevista que le realizó la cadena de noticias Univisión, Fariñas promete llevar su protesta hasta las últimas consecuencias.

«Los hago a usted y a su Gobierno responsables de mi vida y de las vidas de todos los opositores no violentos cubanos a partir de este momento”, escribió en su carta dirigida a Raúl Castro. «No tengo fechas, pero voy a llegar hasta las últimas consecuencias si el gobierno cubano no asegura que va a cumplir sus propias leyes y que no seremos más torturados».