El joven José Francisco Guerrero fue asesinado con un balazo mientras se disponía a comprar un paquete de harina en la ciudad de San Cristóbal, estado de Táchira, reporta El Venezolano.

Según relata su hermana, la bala, disparada por agentes de la Guardia Nacional Venezolana, le atravesó la espalda y salió por el abdomen, propiciando que tuviera que ser operado en el Hospital Central en dos ocasiones, pero no superó la última cirugía.

La Fiscalía de Venezuela confirmó la trágica noticia a través de su cuenta de Twitter y aseguró que el incidente se produjo “durante una protesta en San Cristóbal”.


Los familiares del joven se enteraron de los acontecimientos cuando él ya se encontraba en el hospital.