Foto de la Guardia Costera de los Estados Unidos

La Guardia Costera ayudó a dos navegantes el domingo, luego de que su yate de 35 pies comenzara a hundirse a 2 millas al oeste de Bean Point, Florida.

Los vigilantes del sector de la Guardia Costera de San Petersburgo recibieron una notificación de la embarcación de recreo Last Lap indicando que estaban hundiéndose cerca de Bean Point.


Un barco de respuesta de 45 pies de la estación de la Guardia Costera Cortez-Medium junto con una tripulación de la unidad marina de la Oficina del Sheriff del condado de Manatee llegaron al lugar y transfirieron a los dos navegantes del barco que se hundía.

El propietario del yate hizo arreglos con los servicios comerciales para las operaciones de salvamento.

La tripulación del barco de la Guardia Costera transportó de manera segura a los dos pasajeros a la Estación Cortez donde miembros de la familia los esperaban.