Foto Twitter @USCGSoutheast

Los equipos de la Guardia Costera de EE. UU. han regresado a Cabo Cañaveral en la Florida después de confiscar más de $ 80 millones en drogas en el Pacífico Oriental, informó USCG en un comunicado.


Después de 55 días fuera de casa, la tripulación de la embarcación El Vigilante de USCG Cutter regresó de una patrulla antidrogas el domingo.

La tripulación incautó 2155 kilogramos de cocaína, 30 libras de marihuana y una libra de anfetaminas. Todo valorado en aproximadamente $ 81.7 millones de dólares.

También se llevaron a cabo varios arrestos de presuntos narcotraficantes.

«El Vigilante es un barco de resistencia media de 210 pies y tiene varias misiones que incluyen búsqueda ilegal de drogas y migrantes, así como búsqueda y rescate. Vigilante patrulla a lo largo de la cuenca del Caribe, la costa atlántica y periódicamente el Océano Pacífico oriental para garantizar la seguridad de la vida en el mar y hacer cumplir las leyes internacionales y nacionales», de acuerdo al comunicado oficial.