La Guardia Costera de Estados Unidos detuvo a 13 balseros cubanos en Las Bahamas en la zona de Cay Sal Bank.


Los cubanos interceptados llevaban cinco días en el mar a bordo de una frágil embarcación hecha de tablas de madera.

Según los informes, un avión de la Fuerza de Defensa de las Bahamas que patrullaba el área vio a unos 13 hombres cubanos cerca de Cay Sal y solicitó ayuda de la Guardia Costera de los EE. UU.

El USCG Cutter William Flores estaba en el área y respondió. Las autoridades vieron a los migrantes en una balsa rústica hecha de paletas de madera, los tomaron bajo custodia y destruyeron la nave.

Los migrantes dijeron a los funcionarios que salieron de Cuba el domingo 25 de marzo y que se dirigían a Miami, Florida. Fueron llevados a Grand Bahama y entregados a funcionarios de inmigración locales.