La Guardia costera de Estados Unidos repatrió este sábado hacia Bahía de Cabañas a 15 cubanos que pretendían entrar ilegalmente al país a través de aguas del estrecho dela Florida, recoge EFE.

La detención ocurrió el pasado miércoles antes de que los cubanos pudieran tocar suelo americano, después de ser divisados por un avión de la Guardia Costera a bordo de una embarcación rústica.

Los cubanos fueron divisados a unas 65 millas al sureste del Parque Nacional Dry Tortugas, islotes que se encuentran en el golfo de México y al oeste de Cay Hueso y fueron llevados a un buque de la Guardia en donde recibieron atención médica.

Willie Carmichael, jefe adjunto del distrito séptimo de la Guardia Costera, señaló lo «peligroso» de estas tentativas y señaló que la Guardia Costera mantendrá «una presencia constante para detener y prevenir la migración ilegal», y proteger la vida de «aquellos que se arriesgan en botes no aptos para navegar».

Asimismo, la institución señaló que desde el 1 de octubre, cuando inició el año fiscal 2018, 31 cubanos habían sido interceptados cuando trataban de entrar ilegalmente al país.