Las organizaciones racistas y xenófobas crecieron en número en 2016, principalmente como consecuencia del discurso del presidente Donald Trump durante la campaña electoral que «ha dado energía» al radicalismo, según una organización pro derechos civiles.


Southern Poverty Law Center reveló hoy que un peso en ese incremento lo tienen los grupos antimusulmanes que ahora son 101, el triple de los existentes en 2015. Esta tendencia revierte la caída del número de los grupos de odio entre 2012 y 2014, después de alcanzar un pico de poco mas de mil en 2011.

La elección de Trump, en noviembre pasado, provocó más de 867 incidentes de odio, poco menos de la mitad contra musulmanes, en tan solo diez días, según datos recopilados por la organización.

De acuerdo al informe, la retórica de Trump ha provocado un resurgimiento del nacionalismo blanco, lo que va en detrimento de los valores de integración racial, de género y religiosa que se han logrado.

Por el contrario, la cantidad de milicias «patrióticas» antigubernamentales, que se incrementaron durante el gobierno de Barack Obama, disminuyó en 38%.