El grupo empresarial estatal farmacéutico BioCubaFarma planea abrir una representación permanente en Rusia antes de fines de 2017, según declaró Adolfo Castillo Vitlloch, representante de la farmacéutica, a Sputnik.


«Cuba tiene determinados productos en el área farmacéutica que a Rusia pueden resultarle interesantes, y el nivel de influencia que tiene Rusia en algunos territorios de la Unión Aduanera puede resultar muy útil a algunos productos cubanos», explicó.

Según Castillo, quien se encuentra en San Petersburgo para participar en el Foro Económico Internacional (SPIEF), «estamos pensándolo para finales de año, para los últimos meses, digamos noviembre o diciembre».

«Hay que hacer un conjunto de trámites, autorizaciones y procedimientos legales tanto en Cuba como en Rusia, y eso lleva un tiempo; estamos trabajando en eso pero hay que hacer todavía algunos ajustes», detalló.

Asimismo, señaló que «la colaboración con la industria médico farmacéutica de Rusia ya ha dado algunos resultados, pero todavía está muy por debajo de las potencialidades».


«Rusia tiene un amplio potencial en empresas farmacéuticas con buena calidad, buenos productos y buen nivel tecnológico sobre todo, además del potencial científico», afirmó.

El funcionario agregó que «la idea es llegar a un nivel de colaboración mucho mayor que el que tenemos hoy».

Castillo adelantó que en la Isla se celebrará entre el 14 y el 17 de junio el primer foro de la industria farmacéutica ruso-cubano.

Al evento «están invitadas no solo las empresas rusas, sino también las Cámaras de Comercio de Cuba y de Rusia, instituciones académicas, las agencias sanitarias que regulan todo el registro de medicamentos, así como la Comisión de Ensayos Clínicos».

(Con información de Diario de Cuba)