Crucero entrando al puerto de La Habana (foto de pixabay)

Grupo de compañías de cruceros, entre ellas Royal Caribbean, Carnival, y Norwegian, podrían ser las primeras demandadas bajo el Artículo III de la Ley Helms-Burton el próximo 2 de mayo.

Las demandas se presentaría por parte de Mickael Behn y Javier Bengochea, herederos de las propiedades confiscadas a sus familias en los puertos de La Habana y Santiago de Cuba, según informara El Nuevo Herald.


“Las voy a demandar a todas,” dijo Bengochea en relación a las compañías de cruceros que atracan en el puerto de Santiago de Cuba, al oriente del país. La terminal principal y varios almacenes fueron confiscados a su familia en octubre de 1960.

El abogado de Bengochea dijo que piensa estar el día 2 de mayo en la corte de la Florida a primeras horas de la mañana para registrar la demanda.

Por su parte la familia Behn contaba con tres muelles en el puerto de La Habana y varios edificios que les fueron confiscados en noviembre de 1961. Estas instalaciones son actualmente usadas por la terminal de cruceros.

Ni Carnival ni Norwegian contestaron a una solicitud de comentario por parte del Nuevo Herald.


Por su parte Royal Caribbean dijo: “Estamos revisando las declaraciones recientes [de la administración de Donald Trump] para evaluar su impacto en nuestros huéspedes y en nuestra compañía. Por ahora, estamos navegando por nuestros itinerarios en Cuba según lo programado y mantendremos a nuestros huéspedes actualizados si algo cambia”.

Hasta el momento una comisión del Departamento de Justicia (Foreign Claims Settlement Commission) ha certificado cerca de 6000 reclamaciones de ciudadanos y compañías estadounidenses.

Para ver listado de propiedades que podrían ser demandadas siga este enlace.