Carlos Lazo campaña de Gofundme. Foto: Facebook/Carlos Lazo

El portal de recaudación de fondos, GoFundMe bloqueó la campaña del profesor Carlos Lazo para damnificados del tornado en La Habana.


“Como muchos de ustedes saben, en días pasados iniciamos una campaña en GoFundMe para ayudar a las personas afectadas por el tornado. Es importante aclarar que este esfuerzo y estas contribuciones son legales bajo la actual legislación norteamericana. Sin embargo, GoFundMe todavía no nos ha mandado el dinero que con amor tantas personas han donado”, escribió Lazo en Facebook.

A continuación el escrito del profesor Lazo.

Carta a GoFundMe

No sé cómo expresar la frustración y la ira que siento por el trabajo desastroso que GoFundMe ha hecho al administrar nuestra campaña. Pensamos que GoFundMe sería una buena manera de movilizar a los estudiantes, amigos, padres y comunidad para canalizar nuestros esfuerzos humanitarios. En cambio, su organización (a propósito, o por negligencia) casi ha logrado interrumpir nuestro esfuerzo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Hace aproximadamente dos semanas, un tornado dañó muchos barrios en La Habana, Cuba. Murieron personas, muchas resultaron heridas y miles perdieron sus casas. Nosotros, estudiantes estadounidenses, padres y maestros, como parte de nuestro viaje a Cuba, planeamos brindar ayuda humanitaria a los afectados por el tornado. Nuestros esfuerzos humanitarios, además de compasivos y solidarios, son perfectamente legales bajo la ley de los Estados Unidos.

Desde que comenzamos nuestra campaña, he respondido muchas de las cartas de GoFundMe, donde solicitaban más información sobre nuestro esfuerzo. Primero, retienen los fondos y me preguntan que quién irá en el viaje y traerá las donaciones a la isla. Les envío una carta con toda la información sobre nuestro viaje. Posteriormente, GoFundMe levantó la retención y nos permitió continuar con nuestra campaña. Pero los problemas recién empezaban.

Cuando se comenzaron a desembolsar los fondos, fue su subsidiaria WePay quien, nuevamente, suspendió nuestro deposito. Solicitaron más información sobre qué tipo de productos compraríamos y quiénes serían los beneficiarios de nuestros fondos y donaciones. Envié información sobre los productos que compraríamos y una lista de las personas que se vieron afectadas por el tornado en La Habana y que recibirían nuestra ayuda. Después de enviarle toda esa información, GoFundMe, nuevamente, comenzó a depositar los fondos y dijo que tomaría dos días para que recibiéramos el dinero. Desafortunadamente, hace cinco días, el 7 de febrero, recibimos otro correo electrónico que decía que el desembolso de fondos se había detenido otra vez porque GoFundme necesitaba más información. Después de casi dos semanas de que comenzamos esta campaña (y después de cinco días que GoFundMe suspendió los pagos) todavía nos preguntamos si alguna vez recibiremos los fondos a los que las personas contribuyen con tanto esfuerzo y amor.

GoFundMe, por favor, les pido que liberen nuestros fondos lo antes posible. Es realmente ridículo, pero también inhumano, que todavía ustedes estén decidiendo si es apropiado para un grupo de ciudadanos norteamericanos comprar latas de atún y pañales, o enviar o dar algo de dinero a las personas afectadas por el tornado (especialmente si comprar pañales y atún y enviar algunos de esos fondos es perfectamente legal bajo la ley de los Estados Unidos). Necesitamos una solución rápida para esto.

Mi dignidad se derrumba cuando les ruego y les imploro por la rápida liberación de los fondos. La única razón por la que todavía lo hago es porque las personas afectadas en Cuba son hombres, mujeres, personas mayores y niños a quienes considero mi familia y, por mi familia, haría cualquier cosa.

Si no pueden resolver este problema de manera expédita, cierren la campaña y devuelvan el dinero a los donantes. Estoy seguro de que encontraremos formas de redirigir nuestros esfuerzos humanitarios utilizando otras vías. O nos permiten acceder a los fondos lo antes posible o cierran nuestra cuenta y devuelven el dinero a los que donaron.

Finalmente, queremos dejar atrás este capítulo con GoFundMe que comenzó como un sueño y se ha convertido en una pesadilla. En el futuro, me aseguraré de que mis amigos y mi comunidad lo piensen dos veces antes de confiar en GoFundMe. Pero no se dejen engañar, a pesar de toda esa negligencia, descuido y obstrucción, nosotros ayudaremos a esas familias cubanas. El apoyo que tanta buena gente dio a esta campaña muestra que, en tiempos catastróficos y terribles, todos somos Cuba.

Carlos Lazo