Una ONG, y el banco canadiense Toronto Dominion (TD) fueron multados por el Gobierno de Estados Unidos por «violar regulaciones del embargo económico que mantiene sobre la isla caribeña desde 1962.»

El Departamento del Tesoro estadounidense impuso multas a la organización no lucrativa Alianza para una Política Responsable hacia Cuba (ARCPF), con 10 mil dólares, y al banco canadiense Toronto Dominion (TD), casi por un millón de dólares ($955.750) por vulnerar ambos las leyes que rigen el embargo.

La información fue dada a conocer en una nota publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba en su página web.

Según expresa la nota, estas sanciones demuestran «la persistencia del bloqueo económico, comercial y financiero, y su alcance extraterritorial, con las consiguientes consecuencias negativas que esto tiene para el desarrollo de la economía y de las relaciones económicas externas de Cuba».

Según un informe de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) de EE.UU. citado por Cubaminrex, entre agosto de 2010 y septiembre de 2011, la ARCPF coordinó viajes a Cuba de dos grupos de ciudadanos estadounidenses, aunque sabía que no clasificaban en las 12 categorías autorizadas por el Departamento del Tesoro.


En el caso del banco Toronto Dominion, refiere que la OFAC alegó que esa entidad realizó entre 2003 y 2011 operaciones a través del sistema financiero de Estados Unidos en beneficio de una compañía canadiense que financió actividades comerciales en Cuba, transacciones que también están prohibidas por el embargo.

El Ministerio cubano de Relaciones Exteriores contabiliza que desde diciembre de 2014, cuando Cuba y Estados Unidos anunciaron el deshielo diplomático y emprendieron un proceso para normalizar sus relaciones, la administración Obama ha multado a 11 entidades (7 estadounidenses y 4 extranjeras) por valor de unos 2.843 millones de dólares.

El Gobierno cubano mantiene una insistente demanda para que EE.UU ponga fin al bloqueo económico en el nuevo contexto de relaciones entre los dos países.

Aunque la administración Obama ha suavizado el embargo mediante algunas medidas ejecutivas como el restablecimiento de los vuelos comerciales o las inversiones en sectores como el tecnológico, el levantamiento completo del bloqueo está en manos del Congreso, de mayoría republicana opuesta a esa decisión.