El gobierno de Panamá ha puesto un freno a las deportaciones de cubanos y les ofrece la oportunidad de pedir asilo en el país según reporto Diario de Cuba.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo hace unos días que evalúa diferentes alternativas para los emigrantes cubanos; entre ellas está la posibilidad otórgales estatus de legalidad y permiso de trabajo.

Autoridades panameñas estaban expulsando a los cubanos hacia Colombia en ocasiones utilizando la fuerza.

Actualmente se encuentran en Panamá un total de 460 cubanos.