Las imágenes de varios cubanos jugando domino o bailando en medio de las inundaciones en La Habana por el huracán Irma, le han dado la vuelta al mundo y han generado comentarios de todo tipo.


En el gobierno de Cuba no han sentado nada bien estas imágenes y catálogo de irresponsables e indisciplinados a aquellos que salieron de fiesta en medio de la catástrofe.



«Una cosa es ese rico e infinito gracejo y otras, bien distintas, la indisciplina y la irresponsabilidad. Ambas forman una ecuación cuyo resultado es la anarquía. Este no es un país de locos, lo cual no quiere decir que no los haya o que algunos se hagan pasar por ello» dijo en su critica el diario Granma.


«No es un chiste, más bien es comida para la burla, que en medio de la situación creada por el impacto del gigantesco y devastador huracán Irma, en plena calle habanera, sumergidos hasta la cintura, cuatro hombres jueguen al dominó; tampoco que los jóvenes naden en esas letales aguas, incluso que adultos expongan a niños a una experiencia que no tiene nada que ver con la descarga de adrenalina que generan otras emociones» continuó.

«Cosas como esa solo pueden calificarse de indisciplina. Claro que cuando suben a escena es porque faltan orden, control y exigencia para hacer cumplir lo estipulado, que en el caso de huracanes como el que nos azotó»

Para las autoridades, la imagen de cubanos en las calles jugando domino mientras el agua tapaba sus casas es muestra de la desesperanza de muchos cubanos acostumbrados a que nada va a mejorar en nuestra preciosa isla.