Funcionarios del gobierno de Cuba reaccionaron al anuncio del gobierno de Estados Unidos sobre la suspensión de las remesas que pasan por instituciones militares en la isla.


«La nueva medida contra las remesas reafirma que no existen límites para un gobierno criminal en la imposición de políticas que limiten los contactos, la comunicación y la ayuda mutua entre las familias de ambos países.» dijo el canciller cubano Bruno Rodríguez.

Como ya es costumbre en los funcionarios de la dictadura en Cuba reaccionaron haciendose las victimas y hablando del pueblo cubano cuando la realidad es que están desesperados por la entrada de dólares.

Bruno que en su apariencia se nota que no pasa hambre no le preocupa el pueblo cubano con todas las medidas que la dictadura de Cuba toma en contra del pueblo cubano exprimiendolos cada día más.


El gobierno de Estados Unidos pondrá en vigor la regla de prohibición de remesas a Cuba que pasen por instituciones militares cubanas a partir del próximo 27 de noviembre.