Cubana pierde local en Cuba. Foto: Diario de Cuba

Zorabel López, una cubana que tomo la decision de repatriarse a Cuba para invertir su dinero en un negocio en la isla, vio cómo su sueño quedaba truncado por decisión de las autoridades cubanas.


«Responsabilizo al jefe de sector (de la Policía), Frank Ernesto Guerrero Ramírez, quien acudió al presidente del gobierno (municipal), Víctor Manuel Calas Pérez, para que me cerrara el local», dice Zorabel López,  en un reportaje de Diario de Cuba.

López asegura que el Jefe de Sector comenzó a acosarla de manera «sexual» ante su negativa terminó cerrandole el local.

«Se acercó aquí a las 2:35 de la mañana con dos inspectores de la DIS y en muy mala forma, queriendo entrar al local. Yo no los dejé entrar al área restringida de la cocina y del almacén, y supuestamente me empezaron a inspeccionar», relató.

En una inspección realizada por el Jefe de Sector, le encontraron en el local
272 cajas de cerveza por presuntamente carecer de los vales de compra de las mismas. Los funcionarios le quitaron además la licencia de «cuentapropista» por tener supuestamente a dos trabajadores ilegales y haberse excedido en el horario de cierre por 35 minutos.


Además las autoridades le aplicaron prisión domiciliaria como medida cautelar. Después de las reclamaciones las autoridades cambiaron la acusación y pasaron de acaparamiento a «infracción a las normas del consumidor» asegurando que la cerveza estaba en mal estado.

«Para ellos toda la cerveza estaba supuestamente en mal estado; pero yo no la fabriqué, sino que la compré en diferentes tiendas, en días distintos y varios municipios. Tengo los vales. Ahora dicen que hay que ‘arrojarla'» dijo además denunciando que no le permitieron estar presente el día que botaron la cerveza.

López al parecer no aprende de sus errores, en el 2013 le cerraron un cine 3D en Cuba donde asegura perdió 24.000 dólares.