El gobierno de Cuba ha perdido millones de dólares por la crisis en Venezuela y la caída de los precios del petróleo.

Según cifras de las Naciones Unidas reportadas por Reuters, las exportaciones cubanas de productos refinados de petróleo cayeron alrededor de un 97 % entre 2013 y 2016.

Lo que en 2013 llegó a ser un negocio de 500 millones de dólares, en 2016 apenas recaudó 15.4 millones de dólares, con la caída en el suministro de petróleo venezolano.

Como parte de los convenios entre ambos países, Venezuela suministra petróleo a precios preferenciales a la isla. Parte de este petróleo es refinado y reexportado a otros países. Pero el negocio parece ir decayendo.


En octubre del año pasado, una funcionaria cubana anunció que la refinería de Cienfuegos — manejada por Cuvenpetrol S.A., una empresa mixta entre Cuba y Venezuela — habría reducido a la mitad el número de barriles para refinar, para unos 9.43 millones de barriles de petróleo.

Desde el verano del 2016, el gobierno cubano anunció un plan de ahorro de electricidad y combustible que ha afectado el alumbrado público, empresas estatales, tiendas e incluso el aeropuerto internacional de La Habana, donde los viajeros se quejan del calor.

Ante la agudización de la crisis en Venezuela, el gobierno cubano busca otras opciones, aunque ninguna aún se acerca a los ventajosos subsidios ofrecidos por ese país.

Según Reuters, un petrolero ruso con 249,000 barriles de crudo y productos refinados llegaría a Cuba este miércoles.

(Con información de el Nuevo Herald)