El gobierno de Cuba decidió cerrar todos los centros comerciales de La Habana como medida para frenar el brote de coronavirus.


La medida que entrará en vigor a partir del próximo 10 de abril suprime temporalmente la venta en los grandes centros comerciales en la capital como Cuatro Caminos, Carlos III, La Puntilla, La Época, 3ra y 70, El Náutico y 5ta y 42.

Las autoridades cerrarán también todas las tiendas de la red de mercados de artículos industriales del comercio.

 Los productos de aseo que se vendían en los establecimientos cerrados pasarán a las tiendas de barrio y el resto no se considera de primera necesidad, por lo que cesarán sus servicios hasta nuevo aviso.

Algunas tiendas que se dedicaban la venta de otros productos, serán reacondicionadas para ofrecer productos de alimentación y aseo.


Los restaurantes y cafeterías estatales o privadas seguirán abiertas sirviendo comida solo para llevar.