El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz, se mostró nervioso por la decisión del gobierno de Estados Unidos de revisar el capítulo III de la ley Helms Burton y permitir reclamaciones de propiedades expropiadas en la isla.


“Eso sería un gran lío no solo para Cuba, sino también para los EE. UU. y todos los países del mundo que tienen negocios en Cuba” dijo durante el Foro Económico Mundial (WEF) en Davos.

El Título III de la Ley Helms-Burton de 1996 estipula que las personas pueden demandar por las propiedades confiscadas en Cuba, pero los sucesivos presidentes de los Estados Unidos han suspendido su legalidad. Se estima que alrededor de $ 9 mil millones de dólares en propiedad podrían ser peleados en los tribunales.

Se espera que la administración Trump comience a permitir demandas contra propiedades en Cuba.