El gobierno cubano procedió a convertir de forma automática, como ya había anunciado desde el 15 de diciembre en un texto semi-oculto en el Granma, los saldos de algunas cuentas bancarias en CUC a pesos cubanos al cambio de 1 x 24.


Así lo informó una publicación del Granma este viernes. Los afectados: «cuentas de cobros y pagos de trabajadores por cuenta propia, de agricultores individuales, las de otras formas de gestión no estatal, las de estímulo en CUC y las de colaboradores que reciben el beneficio del 30 %».

Por motivos que el Gobierno no ha explicado, tanto el sector privado como los ‘colaboradores’ y los que reciben estímulos quedaron fuera de la posibilidad de cambiar su dinero a lo largo de los próximos seis meses, plazo vigente para el resto de ahorradores.

«El resto de las cuentas –cuentas de ahorro a la vista, depósitos a plazo fijo y los certificados de depósito de personas naturales– se mantienen en CUC por un período de seis meses desde el 1ro. de enero», según el Banco Central de Cuba.

El informe continúa: «Pasado ese período, si el cliente no acude al banco, se convertirán automáticamente a CUP, a la tasa de cambio de 1 CUC por 24 pesos cubanos. En el caso de los depósitos a plazo fijo y los certificados de depósito de personas naturales, al ser convertidos a cup mantienen los términos y condiciones pactados inicialmente»,


«Adicionalmente, con el objetivo de crear un incentivo para que los clientes no tengan que acudir a las sucursales bancarias, si en el plazo de seis meses el usuario no se presenta, aplica para una bonificación adicional al interés que normalmente devenga este tipo de instrumento, que se encuentra en el rango entre un 1,5 % y un 3,5 %«, publicó el Granma.

Cabe recalcar que el dólar se cotiza «en la calle» a un cambio de entre 40 y hasta 47 pesos cubanos.