El anuncio del gobierno de Estados Unidos de más sanciones sobre Cuba ha provocado acusaciones del gobierno de La Habana de que la administración Trump no busca más que ganar votos en Florida.

«Hay una pretensión electoral (…) de que una política de agresividad hacia Cuba mejora la fortuna del Partido Republicano específicamente en el estado de Florida», dijo Carlos Fernández de Cossío, director general de EEUU del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), en una rueda de prensa.

El funcionario admitió que era difícil saber cuál sería el impacto de las nuevas sanciones porque aún no se saben cuáles son las empresas sancionadas, pero lo calificó como una extensión del embargo.

Bolton pronunció un discurso ante los exiliados cubanos y venezolanos en el Freedom Tower en Miami, y anunció que el presidente Donald Trump había firmado una nueva orden ejecutiva que permitirá sanciones contra la industria del oro de Venezuela, que Bolton dijo que el gobierno venezolano ha utilizado para financiar operaciones criminales. Además, aseguró que varias empresas cubanas ligadas a los militares serian sancionadas.