Gobierno cubano intenta desalojar a cientos de cubanos de terrenos ocupados en el Cerro

Cientos de familias que se asentaron en terrenos desocupados en el municipio del Cerro viven hoy con el miedo en el cuerpo ante la posibilidad de poder perder las viviendas que con tanto esfuerzo han podido construir.


El gobierno por segunda vez ha intentado desalojarlos dándoles un aviso de 48 horas para abandonar los terrenos y para que regresen a sus provincias de origen.

Un reportaje especial de Cubanet tomó testimonios de varios residentes que aseguran han vivido una pesadilla que también ha afectado a decenas de niños que viven en los terrenos.

“El gobierno del Cerro nos ha puesto contra la pared, porque quieren desalojarnos de aquí, nos amenazan con demolernos nuestras casitas y enviarnos a nuestras provincias, casas que fueron construidas con esfuerzo propio, en un terreno en el que lo único que había eran mosquitos y caracol gigante africano, pero nosotros acabamos con todo eso”, aseguró Roberto Estrada Álvarez, uno de los residentes del asentamiento.

«Eso fue desastroso. Aún hay niños que tienen trauma», añadió Estrada recordando la visita de las autoridades.


La mayoría de las familias cubanas residentes en este asentamiento proceden de las provincias orientales del país, y en su totalidad carecen de una vivienda donde residir en caso de ser desalojados.

«Nosotros estamos tratando de hacer una comunidad», dijo Yudel Masan Ferrer.

Ferrer explica que cuando comenzaron a construir en los terrenos no era más que un monte. «Lo que se nos tiene que orientar, no atacarnos con que nos van a desalojar».

Según explicaron algunos residentes los terrenos eran «puro monte». Entre todos con machetes comenzaron a cortar y abrieron algunos caminos.

Las viviendas que se han levantado en estos terrenos son de madera. «No tenemos la posibilidad de hacerla de bloque. No tenemos arena o cemento», explicó Elidio Tumbaret quien espera que el gobierno les ayude, pero aclara que «no quieren nada gratis».

«Vamos a defender esto porque no tenemos otra cosa.. Vamos a defender esto», asegura Estrada.

Con tanta necesidad de vivienda estos cubanos solo piden que el gobierno cese en sus intentos de desalojos.

“Nosotros somos orientales que estamos aquí en La Habana, pero seguimos siendo cubanos. Estamos aquí por un propósito, el de tener nuestras viviendas legales, y lo único que necesitamos es que el gobierno nos de la facilidad, y como en Cuba no hay desalojo por qué no nos dejan este pedacito de tierra, que era un monte que estaba cerrado. Las personas tenían miedo de pasar por aquí, pero ahora todo el mundo pasa, porque está limpio, organizado y todos los que estamos aquí somos una sola familia. No creo que estemos pidiendo mucho a la revolución, que es para todos y por el bien de todos, al menos eso es lo que dicen nuestros dirigentes”, dijo Ferrer.