Gasolinera en Cuba. Foto: Cuba en Miami

Luego de días de largas colas y presiones de los usuarios en la redes denunciándolo, el gobierno cubano admitió la evidente escasez de combustible que azota la isla.


Sin embargo; funcionarios de Cupet aseguran que la escasez se debe a un mayor consumo en comparación con esta misma fecha el año pasado y una mayor cantidad de vehículos que se encuentran en circulación.

«Con respecto a la venta de combustible se ha visto afectada, hay colas en los servicentros debido a un déficit que ha habido en la distribución de gasolina», dijo Tomás Pérez Álvarez, director de comercialización de CUPET en La Habana, en declaraciones al noticiero del mediodía, según compartió el sitio Diario de Cuba.

Pérez Álvarez atribuyó el déficit a «un mayor consumo, (…) incluso un 10% en comparación con el verano anterior, y a un mayor número de vehículos circulando en las calles».

Pérez Álvarez apuntó que se transportan volúmenes de combustible de otras provincias para suplir el problema.


La situación del combustible se produce cuando el comercio de la Isla ha disminuido constantemente desde 2014 debido a la inestabilidad económica de su aliado, Venezuela y a una profunda crisis financiera local.