base_image-29-1


Las sospechas que se levantaron tras el silencio de Donald Trump cuando se le preguntó por su declaración de impuestos, se han confirmado tras desvelarse que el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, le perdonó al candidato republicano cerca de 30 millones de dólares en cargas impositivas por su casino Taj Majal.

Según The New York Times, esta historia se remonta a 2011, antes de que Christie ostentara el cargo de gobernador, momento en que el magnate y el gobierno estadounidense mantenían una batalla judicial para que Trump pagara sus impuestos.

Finalmente se llegó a un pacto, en el cual se acordó que el excéntrico multimillonario pagara $5 millones a cambio de condonar su deuda por el citado casino, que se encontraba en bancarrota.

Sin embargo al no hacerse pública, por el momento, la declaración fiscal del líder del Partido Republicano se desconoce si Trump llegó a abonar la cantidad acordada. Según la citada fuente, tan solo hizo efectivo el pago de 500.000 dólares.


La relación entre el gobernador de Nueva Jersey y Trump ha sido muy cercana, hasta el punto de que existe la posibilidad de que Christie llegue a ser uno de los vicepresidentes del magnate.