rick-scott-huracan

El gobernador de Florida, Rick Scott, pidió al presidente Obama que decreta al estado como ‘zona de desastre’ para poder comenzar la recuperación después del paso del huracán Matthew.

El gobernador solicitó además helicópteros, vehículos de distribución de alimentos, comida, agua, generadores de energía, bombas de agua, equipos de búsqueda y rescate, y otros para detectar materiales peligrosos, cunas y mantas.

Obama decreto el estado de emergencia antes de que pasara el huracán, pero ahora debe autorizar fondos extras para la recuperación.