Un hombre que fue arrestado después de negarse a una prueba de temperatura en Disney Springs dijo a las autoridades que no podían decirle que se fuera porque gastó $ 15,000 en sus vacaciones.

Se trata de Kelly Sills, un turista que visitaba desde Louisiana, quien se molestó y se negó rotundamente a que le tomasen la temperatura, según un informe policial del Departamento del Sheriff del Condado de Orange.


El incidente tuvo lugar en febrero pero las imágenes de la cámara corporal fueron recientemente publicadas y muestran a Sills negándose a irse cuando la policía se lo pidió.

«Gasté $ 15,000 para venir aquí», dijo Sills después de que un oficial le dijera que oficialmente se consideraba que había entrado ilegalmente. Los agentes y un gerente de seguridad de Disney Springs se habían acercado a Sills afuera del restaurante Boathouse, según el informe policial.

Sills supuestamente discutió con el gerente de seguridad, gritándole, antes de que el gerente le dijera que «ya no era bienvenido en el parque hoy», dice el informe.

Se pudo escuchar a una mujer pidiendo a los oficiales que no arrestaran a Sills en las imágenes de la cámara corporal.


«No está escuchando», respondió un hombre. “Todo lo que tenía que hacer era controlar la temperatura. Eso es todo.»

En otro momento del video, Sills preguntó si las autoridades podían tomarle la temperatura antes de obligarlo a irse. Alguien respondió que lo harían en la cárcel, según WFLA, afiliada de NBC. Sills también afirmó ser accionista de Disney en otro momento.

Sills se declaró inocente de un delito menor de allanamiento de morada, según los registros judiciales. Su abogado, Michael Zmijewski, se negó a comentar sobre el caso a NBC News Sunday.