Una galería en la Gran Manzana exhibe un muro construido con 700 mochilas y otros artículos pertenecientes a inmigrantes que cruzaron la frontera de Estados Unidos de manera ilegal, y de otros que murieron en el desierto de Arizona durante la travesía, indica la agencia AP.


«Ahora, más que nunca, tras una campaña presidencial que azuzó la retórica antiinmigrantes y xenófoba, es absolutamente crucial examinar más a profundidad la experiencia de los migrantes y plantear preguntas respecto a qué les depara el futuro a las miles de personas que huyen de la pobreza extrema, de la violencia de los cárteles del narcotráfico y la inestabilidad política en el sur», señalaron en un comunicado los curadores de la exhibición, que puede visitarse en el Centro de Diseño Sheila C. Johnson de la universidad The New School.

Ante las constantes amenazas del presidente Donald Trump de construir un muro que divida la frontera entre Estados Unidos y México, los artistas decidieron inaugurar a modo de protesta la exposición «State of Exception» («Estado de excepción»).

«Construimos este muro con mochilas», indicó el artista y fotógrafo Richard Barnes, que ayudó a crear la muestra.
La muestra es el resultado de un proyecto que inició el antropólogo Jason De Leon en la Universidad de Michigan y que fue ampliado por Barnes y la artista y curadora Amanda Krugliak.

«Con esta exhibición nos complace declarar a las galerías del Centro de Diseño Sheila C. Johnson una zona de inclusión en la que los migrantes son bienvenidos», dijo Radhika Subramaniam, la directora del centro y principal curadora.