Imagen de referencia (pixabay.com)

En el reparto Venceremos, en Santiago de Cuba, las fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria busca por todos los rincones un busto del apóstol nacional, José Martí, que fue robado de su lugar la pasada semana, según informara el sitio de noticias Cubanet.


El busto se encontraba sobre un pequeño pedestal de concreto en una de las principales calles del pueblo, y aunque los oficiales de la PNR han ido de puerta en puerta indagando si alguien «vio algo», algunos ya tienen claro quienes están detrás del hurto: “¡Fueron los opositores!”, es algo que asegura Beatriz Gamboa la presidenta CDR.

La idea de Gamboa es respaldada por otros militantes del partido, entre ellos Noidis Pardo, Coordinador de la Circunscripción, compartió el sitio.

Lo más alarmante de la situación es que el hurto es el segundo reportado en la localidad, y trae inquieto a las fuerzas de la Policía Nacional.

Por su parte algunos residentes indignados denuncian la poca asistencia que reciben por parte de la policía cuando son ellos víctimas de robos. “Hace dos años a mi casa entró alguien y se llevó un televisor, y hasta hoy estoy esperando que la policía me de alguna respuesta. El televisor (marca Panda) se lo dieron a mi marido, porque el fue combatiente contra los batistianos; fue otorgado por la Asociación de Combatientes, y ni así aparece”, denunció María Poll, una vecina del barrio.


“Cuándo la policía ha hecho algo por controlar a los delincuentes, si más bien ellos son los primeros, aquí todos los días sale alguien diciendo que le robaron, y jamás he visto que la policía haya investigado tan siquiera”, sentenció.

Un opositor dijo a Cubanet que los de la PNR fueron a su casa a interrogarlo. “Me preguntaron si yo sabía algo, y qué tenía que ver la oposición con lo del robo”. Añadió que le preguntaban repetidamente la misma pregunta y que sintió que la intención era hacerle culpable.

Muchos vecinos si bien no saben nada del busto están preocupados que se ordenen registros en las viviendas.

«Sería fatal para muchos, porque por eso pueden coger cualquiera otra cosa..», lamentó otro vecino.