Golfo de México. Foto: NOAA

Funcionarios en el estado de Florida comienzan a prepararse para recibir la temporada ciclónica 2020 mientras contemplan la posibilidad de que el brote actual de coronavirus persista hasta esa fecha.


Así lo dio a conocer el gobernador DeSantis durante una conferencia de prensa este martes desde Sarasota.

«No sabemos cómo va a reaccionar el virus a medida que avanzamos en estas diversas etapas». No sabemos cómo se verá dentro de un mes, dentro de tres meses, pero tenemos que asumir que va a estar dentro de alguna capacidad, entonces, ¿cómo lidiar con los problemas de huracanes?» dijo DeSantis.

«Este virus realmente prospera y se transmite cuando tienes un contacto cercano y sostenido con personas dentro de un entorno cerrado», dijo DeSantis. «Cuando se trata de refugiarse para un huracán, hay que tenerlo en cuenta. Si amontonas a las personas en un lugar, en circunstancias normales puede estar bien, pero eso podría permitir que el virus se propague realmente si alguien está realmente infectado ”, dijo consternado ante la idea de aglomeración de personas en los refugios habituales.

Como cada año la temporada de huracanes comienza el 1 de junio y generalmente alcanza su punto máximo durante los meses de agosto y septiembre.


El director de manejo de emergencias de Florida, Jared Moskowitz, está trabajando con la Agencia Federal de Manejo de Emergencias en posibles cambios en la forma en que el estado maneja las evacuaciones y los refugios.

Moskowitz dijo que eso podría incluir refugios que solo acepten personas infectadas con el virus, u órdenes para que las personas se refugien en el lugar («shelter in place») dependiendo de la fuerza del edificio y el poder de la tormenta.

«Vamos a hacer más refugios no congregados en lugar de refugios colectivos en masa», dijo.

Moskowitz también dijo que el estado almacenará equipos de protección personal en preparación para la temporada de tormentas, incluidos 10 millones de máscaras.