La investigación que la Oficina del Fiscal General de la Florida llevaba a cabo del Hospital Larkin en Hialeah por cobrar $150 por la prueba del coronavirus ha culminado a favor del centro médico privado.


En marzo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, pidió una investigación al saber que el hospital en Hialeah estaba cobrando por la prueba cuando se suponía que debían ser gratis. «Eso no es aceptable aquí en el estado de Florida», dijo entonces el gobernador.

Sin embargo, un reportaje especial de 7News ha reunido que la investigación llegó a su fin y que el hospital no violó la ley al cobrar esa tarifa.

La oficina del Fiscal General Ashley Moody dijo a 7News que después de una «Revisión en profundidad de los hechos, Parece que no se ha producido una violación de la ley estatal o federal».

El citado medio obtuvo una copia del informe que detalla las razones detrás de los hallazgos del estado. De acuerdo al informe «Larkin anunció públicamente» el precio.


El investigador estatal escribió en su reporte que el hospital había hecho público el costo de la prueba. Sin embargo el dueño del hospital, Dr. Jack J Michel, no anunció esta información cuando participó en una conferencia de prensa en compañía del alcalde de la ciudad para anunciar el inicio de las pruebas.

Michel admitió en una entrevista telefónica con 7News en marzo que no mencionó el costo de las pruebas. Michel defendió entonces la decisión del hospital privado de cobrar, pero dijo, en retrospectiva, el costo debería haber quedado claro.

7News preguntó a la oficina de la Fiscal General dónde y cuándo se hizo el anuncio público de Larkin sobre el precio de la prueba y la respuesta fue que el investigador no recordaba exactamente dónde lo vio.

El investigador en el informe agregó que las personas que entrevistó «estaban al tanto del costo de $ 150 y estaban dispuestos a pagarlo».

La oficina estatal ha recibido 10 quejas de los consumidores.

Por su parte el hospital compró 45,000 kits de recolección de COVID-19 por $483,750, informó 7News citando al informe estatal.