A pesar de sus esfuerzos, el director cubano Ricardo Figueredo Oliva no consiguió que su filme fuese incluido en la selección del Festival de Cine Latinoamericano de La Habana, sin embargo, ni siquiera recibió el no por escrito o explicación alguna.

Tampoco aceptaron su película en el Festival Nuevas Miradas, de la escuela de cine San Antonio de los Baños.

“A mí oficialmente no me han comunicado que fue censurada; yo imagino que sí. Yo pienso que todavía están reacios a hablar de algunos temas”, apuntó Figueredo Oliva, en entrevista con la reportera Yolanda Huerga, de Radio Martí.

El cineasta se refiere al tema de su filme «La Singular Historia de Juan Sin Nada», que narra la historia de un obrero cubano y sus malabares para llegar a fin de mes con un salario de 250 pesos, equivalente a 10 dólares, apenas suficiente para sobrevivir.

“Toda la gente que lo ha visto en Cuba le ha gustado, porque cuenta una realidad que todos conocemos, pero que en Cuba todavía no está en las mesas de debate, no se ha hablado en directo y de plano sobre los salarios de los trabajadores”, indicó.


«La Singular Historia de Juan Sin Nada» contó con el apoyo del gobierno noruego, que destina fondos para el apoyo al cine independiente cubano.

Por ello, la película se estrenó el pasado agosto en la Embajada de Noruega en Cuba y en el Festival Go Cuba, en Ámsterdam.