Los organizadores del polémico Festival de Música Ultra anunciaron este miercoles que se marcharán de la ciudad.

Luego de una larga batalla para sacarlos del área de Brickell, donde los residente se quejaban de los largos días de música alta, el evento fue trasladado hacia Virginia Key. Pero los organizadores dijeron que no piensan volver luego de los problemas que experimentaron la primera noche con el transporte.


«Después de escuchar los comentarios de muchos de ustedes (incluidos más de 20,000 fanáticos que participaron en nuestra encuesta posterior al evento), está claro que la experiencia del festival en Virginia Key simplemente no fue lo suficientemente buena», dijeron los organizadores en un comunicado.

Los organizadores no dijeron a donde moverán su evento, pero sí que se mantendrían en el sur de la Florida.

«Muchas partes interesadas nos han contactado a lo largo de los años con ofertas para organizar el festival en lugares únicos e impresionantes», dijeron. «Uno de estos, sin embargo, ha brillado mucho más que los demás, y esperamos hacer de nuestro hogar muchos años por venir».

Aunque muchos miamenses ven al lado positivo del evento que trae millones de dólares a la ciudad, la mayoría de residentes en Virginia Key también querían al evento fuera de su territorio.


Los residentes locales expresaron abiertamente que no querían que el evento se llevara a cabo en la isla y dijeron que estaban preocupados por el nivel de ruido y los efectos ambientales de un festival tan grande.

View this post on Instagram

A letter to our fans…

A post shared by Ultra Music Festival (@ultra) on

El miércoles por la noche, algunos líderes locales ya estaban celebrando la decisión.

«Buenas noticias: el alcalde de Miami me llamó hace unos minutos para avisarme que Ultra Music Festival se está mudando de Virginia Key. ¡Este es un regalo de cumpleaños para mí! Dios actúa de maneras misteriosas», dijo el Comisionado del Condado de Miami-Dade, Xavier Suárez, cuyo distrito incluye Virginia Key.