ferry-pinar-del-rio

La compañía española Baleària prepara un servicio regular de ferry entre Cuba y Estados Unidos. El Gobierno español ha actuado como mediador ante las autoridades cubanas logrando los permisos necesarios. Los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y de Fomento, Ana Pastor, intercedieron ante el Gobierno de la Isla durante su reciente viaje a La Habana.

La empresa española tiene un ferry de alta velocidad llamado «Pinar del Río», el cual pudiera ser el escogido para los primeros viajes a Cuba. Baleària aspira a convertirse en la primera en ofrecer pasajes regulares entre el puerto de Fort Lauderdale, al norte de Miami, y La Habana, planea una inversión de 35 millones de euros. El proyecto prevé la creación en La Habana de una terminal de ferrys y un servicio de conexión en la bahía con barcas solares.

Baleària opera en el Caribe desde 2011 y planea expandir sus rutas a Nassau, Puerto Rico y República Dominicana. El grupo ya ha logrado los permisos necesarios para entrar y salir de Cuba por la parte estadounidense. Fuentes conocedoras de las negociaciones citadas por Cinco Días sostienen que «la cautela cubana coincide con el empuje de las aerolíneas y turoperadores de Estados Unidos por conquistar el negocio turístico de la Isla».