Las marcas postales en paquetes enviados con material explosivo a demócratas prominentes críticos del presidente Trump han ayudado a los investigadores federales a refinar el enfoque de su investigación, y Florida ha sido descrita como una «región de interés», en especial el centro de correo de Opa Locka, reportó Fox News.

Los investigadores no han dicho si creen que el sospechoso o los sospechosos están en Florida, o si todos los paquetes fueron enviados por correo desde el estado.

Nueva York y Maryland también están en el foco de la investigación.

Un funcionario del gobierno notó lo que parecía ser una cinta gruesa y oscura de electricista en la bomba de tubería enviada al ex director de la CIA John Brennan, a las oficinas de CNN. El funcionario dijo que los investigadores tienen la esperanza de que la cinta negra capture el ADN, las fibras o las huellas dactilares.


En el logotipo simulado al estilo de ISIS en un correo, dos funcionarios del gobierno dijeron que los investigadores creían que estaba diseñado para crear confusión, no para indicar una conexión con un grupo terrorista conocido.

Inspectores del Servicio Postal en la Florida y otros estados están analizando bases de datos para determinar si hay otros paquetes sospechosos en camino a más objetivos políticos.