Captura de pantalla de AmericaTeVe

Familiares de las tres mujeres cubanas que murieron asesinadas en una vivienda del suroeste de Miami Dade dieron declaraciones a AmericaTeVe y dijeron estar devastados ante la tragedia familiar.

Las tres víctimas de Ernesto Caballeiro fueron identificadas como Arleti García, madre del hijo recién nacido de Caballeiro; Isabel Valdés, madre de Arleti; y Lina González, abuela de Arleti.


Andrew Caballeiro, el bebé recién nacido de la pareja, aun sigue desaparecido incluso después de que las autoridades de Pasco County encontraran la camioneta en la cual escapó Caballeiro con el pequeño y el cuerpo de él dentro sin vida.

Caballeiro se disparó a sí mismo dentro de la camioneta en la cual las autoridades solo encontraron un tete y descartaron que el bebé siquiera haya viajado todo el trayecto con su padre hasta ese destino.

La tía de Arleti García, Reyna Valdés, dijo a AmericaTeVe que albergan esperanzas que de que niño esté al cuidado de alguien. «Lo único que queremos es que entregue al niño en un lugar donde se pueda recoger. La familia se compromete que no le van a hacer cargos a esa persona».

Arleti ya había terminado la relación tormentosa que sostuvo durante año y medio con el padre de su hijo y sólo regresó a la vivienda donde se reportó la masacre por cuestiones de salud del bebé, que nació el pasado 18 de enero.


Su tío añadió que ella decidió tenerlo aun cuando consideraba que «este señor no era el adecuada para tener un hijo con él», dijo Melchor Izquierdo.

Añadió que Caballeiro le había pedido que le entregara el niño, a lo cual ella se negó rotundamente.

Arleti dejó una niña de 10 años, que en el momento de la tragedia estaba en la escuela.

La familia ha creado una cuenta en Gofundme para recibir ayuda para cubrir los gastos funerarios.