Los familiares de la cubana Myriam Notkin y su esposo Arnie Notkin no saben que pensar con relación a una serie de llamadas que han recibido del teléfono de la casa de los abuelos que desde el día del colapso están entre los desaparecidos.

Los abuelos de Jake Samuelson, los Notkin, viven en el apartamento 302 del Champlain Tower y la familia dijo a Local 10 News que las llamadas desde el teléfono que los abuelos tenían al lado de la cama, los han tomado por sorpresa y los han dejado conmocionados.


Desafortunadamente no ha habido un sonido humano al otro lado de la línea cuando contestan la llamada, solo estática.

La familia ha recibido un total de 16 llamadas, la primera en la noche después del colapso del condominio a las 9:50 p.m. el jueves.

Samuelson dijo que cuando recibió la primera llamada, la familia tenía una mezcla de emociones.

“Estábamos todos sentados en la sala de estar, toda mi familia, Diane, mi madre, y nos quedamos impactados y no pensamos nada porque respondimos, y estaba estático”, dijo Samuelson.


El viernes por la mañana, cuando la familia fue al centro de reunificación, se recibieron otras 15 llamadas. Cada llamada posterior ha sido desgarradora porque no saben si en realidad son los Notkins o se trata de otra cosa.

«Estamos tratando de racionalizar lo que está sucediendo aquí, estamos tratando de obtener respuestas», dijo Samuelson sobre sus abuelos.

Arnie es conocido como un querido profesor de educación física y Myriam es banquera y agente de bienes raíces, cubana llegada de la Isla en los años 60 o 70, dijo una amiga de la familia al citado medio.

Samuelson dijo que la familia no recibió ninguna llamada el sábado, la última fue el viernes por la noche.

La familia se pregunta si alguien más cuyos seres queridos han desaparecido ha tenido la misma experiencia. Mientras permanecen, como muchas otras familias, esperando obtener respuesta sobre la vida de sus seres queridos.