Tras viajar a Cuba y hospedarse en el hotel Memories varadero Beach Resort, la inglesa Debbie Wood, quien iba acompañada de sus tres hijos y exmarido, calificó su estancia como “una pesadilla”, reporte The Sun.

«En el Memories Varadero Beach Resort nos sirvieron dos veces pollo crudo. Y los cinco caímos enfermos de un brote sospechoso de intoxicación alimentaria», dijo.

La madre de familia también denunció que una de sus hijos, de 10 años, «se enfermó tanto que necesitó tratamiento médico de emergencia y estuvo en la cama durante la mayor parte de la estancia de dos semanas».

Entre otras cosas, señaló que las sábanas estaban sucias al igual que la piscina del hotel, sumado a que la higiene de los baños era horrible y que la comida estaba mal manipulada y muchas veces les sirvieron pollo literalmente crudo, lo que podría haberles causado salmonela.


«Podría haber terminado en una tragedia debido a las prácticas antihigiénicas con los alimentos. Mi consejo a otros turistas sería evitar Memories Varadero Beach Resort a toda costa», agregó Wood, quien había contratado un servicio vacacional a la agencia Thomas Cook por el precio de 6 mil libras esterlinas.

Por su parte, el citado periódico destacó que desde el 2012 habían surgido quejas por incidentes similares de turistas que se habían hospedado en el Memories Varadero.

«Hemos informado sobre los brotes de enfermedad en Memories Varadero Beach Resort por varios años. La contratación de intoxicación alimentaria durante las vacaciones no solo es desagradable, sino que puede acarrear consecuencias duraderas e incluso que alteren la vida de las personas si se desarrolla cualquier número de condiciones posinfecciosas».