Una familia de New Jersey está demandando al distrito escolar de su hija alegando que no hicieron lo suficiente para detener el acoso cibernético que llevó a su hija de 12 años a suicidarse.

La estudiante de sexto grado Mallory Grossman se quitó la vida una semana antes de que terminara la escuela. Ahora, su madre afirma que la escuela Copeland Middle School en Nueva Jersey es responsable de la muerte de su hija.

«Hubo un patrón de la escuela desestimando mis preocupaciones», dijo su madre Dianne Grossman.

Dianne dice que Mallory fue intimidada y acosada durante meses por sus compañeros de clase en persona, en textos y en las redes sociales. Según Grossman, los últimos mensajes de acoso de Instagram fueron publicados en territorio de la escuela.


La familia de la pequeña de 12 años dice que repetidamente informaron a la escuela sobre sus preocupaciones, incluso a pocas horas antes de la muerte de Mallory, pero los representantes de la institución los ignoraron.

Miembros de la familia dicen que también hablaron con los padres de otros niños, pero sus preocupaciones fueron rechazadas.

Los Grossman han creado una fundación sin fines de lucro llamada ‘Mallory’s Army’, para educar a la gente acerca del acoso y cómo prevenirlo.

(Con información de CBS4)