La familia de Richard Cutshaw, el hombre asesinado en el fuego cruzado de un tiroteo policial en Miramar que dejó cuatro muertos, está pidiendo respuestas para saber qué sucedió realmente el día de su muerte; y para ellos ha contratado a un abogado.


Cutshaw, de 70 años, fue asesinado a tiros el 5 de diciembre cuando la policía abrió fuego contra dos sospechosos que habían secuestrado a un conductor de UPS llevándose su camión en una persecución a través del condado que terminó en Flamingo Road y Miramar Parkway.

Durante el tiroteo los dos ladrones fueron abatidos. También perdió al vida el joven conductor del camión de UPS, identificado como Frank Ordoñez.

«Tenemos que asegurarnos de que este incidente no se pase por alto ni se pase por debajo de la alfombra», dijo a Local 10 News el abogado Adrian Mendiondo. «Es un milagro que solo dos personas inocentes hayan sido asesinadas, y le hemos prometido a la familia de Richard que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para responsabilizar a los responsables».

Cutshaw era un representante sindical en el momento de su muerte y estaba a un par de años de jubilarse. Su familia todavía está buscando respuestas sobre lo que condujo a su muerte.


«Lo que le sucedió a Richard es una tragedia que ninguna otra familia debería tener que soportar», dijo la familia en un comunicado publicado el viernes. «Estaba sentado en su automóvil camino de un trabajo que amaba, cuando la intersección a su alrededor entró en erupción. Una zona de guerra. No podemos entender lo que le sucedió, es incomprensible».