La familia del joven cubano Manuel Aponte quien fue encontrado muerto después de dos días desaparecido se encuentra destrozada después de recibir la noticia de la policía.

El joven se divertía en su moto acuática en la laguna Blue Lagoon cerca del aeropuerto de Miami cuando se cayó de la moto y nunca más apareció hasta hoy.

La madre y familiares no podían contener el llanto cuando encontraron el cuerpo del joven.