La familia del grafitero disidente Danilo Maldonado (El Sexto) manifestó este martes preocupación por la prolongada detención del joven, que lleva preso desde el pasado 26 de noviembre por haber escrito «Se fue» en una pared Hotel Habana Libre pocas horas después de la muerte de Fidel Castro, informa EFE.

La madre de Maldonado, María Victoria Machado, declaró a EFE que el largo encierro de su hijo, acusado por las autoridades de «daños a la propiedad del Estado», es motivo de preocupación.

«Yo hablé (por teléfono) hoy con él y me dijo que por favor no vaya a dejar de hablar», manifestó Machado este martes.

El Sexto se encuentra encarcelado en la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, de La Habana, luego de transitar por varias estaciones policiales, el centro de detenciones VIVAC y la cárcel Valle Grande.

«La única acusación en su expediente judicial es ‘daño a la propiedad del Estado’. Él es un pintor pacifista y el grafiti es un arte protesta. Al final, lo que él hace es un humor cubano. Si él se ríe de mí que soy su madre, cómo no se va a reír de la muerte de quien le dé la gana», sostuvo Machado.


Dijo que espera ver a su hijo el próximo 10 de enero, cuando le corresponde la visita en la prisión.

El Sexto, de 32 años, ya estuvo preso durante casi 10 meses cuando en diciembre de 2014 fue arrestado por pintar las palabras «Raúl» y «Fidel» sobre los lomos de dos cerdos vivos con los que planeaba hacer una acción artística callejera con el título Rebelión en la granja, en alusión a la novela satírica del escritor británico George Orwell.

Entonces, el artista fue acusado del delito de desacato, una pena que castiga la falta de respeto a funcionarios públicos.

La organización Amnistía Internacional (AI), que considera a El Sexto prisionero de conciencia, ha pedido su liberación y ha denunciado que «los cargos de desacato, resistencia y desórdenes públicos son frecuentemente utilizados para reprimir la libertad de expresión, reunión y asociación» en Cuba.