Banco BBVA

Una familia de cubanos en Miami puso una demanda contra los BBVA, Société Générale, Bank of Nova Scotia y National Bank of Canada bajo la Ley Helms Burton por traficar con un banco que fue decomisado por Castro.

Los demandantes son los herederos de los propietarios del Banco Nuñez, el segundo banco nacional de Cuba en 1958.


La demanda pide a los bancos los 7.8 millones de dólares que valía su propiedad cuando fue confiscada, más un 6% de interés anual hasta julio de 2019.

En la demanda también se describe como en el año 2000 el Banco Nacional de Cuba otorgó a BBVA una licencia para «coordinar el otorgamiento de depósitos, créditos, préstamos y otras formas de facilidades de crédito en Cuba». Además, la compañía española cuenta con una oficina en La Habana «para cobrar pagos del Banco Nacional de Cuba relacionados con un 5,4 millones de euros en préstamos».

Los demandantes denunciaron que al momento de la demanda se continuaban utilizando de manera ilegal el Banco Nacional de Cuba.