Una familia cubana con dos niños se han visto obligados a abandonar el apartamento donde viven por una incontrolable situación de moho dentro del mismo.


La familia ocupa un apartamento en un edificio residencial ubicado en la Pequeña Habana a la altura de la 7 calle del noroeste y la 23 avenida. El edificio, a pesar de ser una construcción moderna, tiene una situación de moho que ha alarmado mucho a los padres.

Justo Hernández, el padre de la familia, dijo a las cámaras de AmericaTeVe que están preocupados por la salud de los menores, en especial uno de los niños que es asmático crónico. El, su esposa, y los dos niños han vivido en el apartamento por más de un año, pero fue el sábado de la semana pasada que descubrieron la crítica situación del moho.

«Tuvimos que hablar con una amistad de nosotros para sacarlos (a los niños) de aquí, porque en estas condiciones no es para que esté el niño aquí», dijo.

El moho se extiende a lo largo de todo el apartamento, debajo de muebles, en los closets de ropa, y hasta en las sábanas. Hernández contactó a la administración del edificio para que les dieran una solucion, pero la administración solo les dijo que se marcharan y le devolverían los depósitos.


El administrador del edifició les dio hasta el pasado viernes para que abandonaran el inmueble si querían recibir devolución de los depósitos y la renta del mes en curso.

El comisionado del área, Joe Carollo, se involucró en la situación de esta familia. El contactó a la administración para coordinar una inspección de sanidad en la unidad. Aparentemente el moho proviene de un mal uso del aire acondicionado.

«La preocupación mía principal es que hay dos niños pequeños que están viviendo ahí, y por eso le he pedido a la administración que uno de nuestros inspectores chequee este apartamento», dijo Carollo.