A través de la cuenta de Twitter @SonyMusicGlobal, se pudo conocer la falsa noticia de que Britney Spears había muerto.

El gigante Sony no ha tomado cartas en el asunto todavía, pero todo parece indicar que fue un hackeo el que llevó esta noticia a su cuenta de twiter.

No hay dudas de que se trata de una pésima broma de un cibercriminal.