Vecinos de la calle Mangos- Foto de Yosmany Mayeta Labrada, Cubanet

Un joven adolescente en el municipio de 10 de octubre perdió la vida tras ser electrocutado por cables de alta tensión, compartió Cubanet.


Según testigos el joven estaba ayudando a un vecino tras la tormenta a desenredar unos cables cuando se restableció el servicio eléctrico. El accidente tuvo lugar en la calle Mangos en el número 133.

El adolescente fue trasladado al Policlínico Los Cocos en donde murió después. Una vecina dijo entre lágrimas, “Lo mató la 13000, no sé me quita de ojos la imagen tan horrible de cuando se empezó a quemar”.

“Aquí hay incluso artistas que están ayudando, pero nadie más había venido, ahora es que han llegado algunos dirigentes, y a lo mejor si los equipos de emergencia hubieran llegado a tiempo se hubiera salvado” dijo un primo del joven muerto.

La muerte del joven ha traído consigo ahora la visita de algunos dirigentes, pero los vecinos se quejan y denuncian que desde que pasó la tormenta hace dos días no han recibido apoyo; los han dejado a su suerte.


“A esta zona nadie ha venido a ver como están las cosas, y mucho menos a reparar algo. La gente ha tenido que resolver por sus propios medios, porque nadie ha venido a ayudar”, denunció un residente de la calle Mangos.