Royal-Caribbean-30


Prince Adepoju, un niño de 8 años, se encontraba en condiciones críticas luego de haber estado a punto de ahogarse a bordo del crucero Anthem of the Seas, de Royal Caribbean International. Por desgracia la criatura no se pudo recuperar y falleció el 2 de julio en el Hospital de la Universidad de Staten Island.

Al niño se le aplicó resurrección cardiopulmonar en el barco, que estaba en un itinerario de siete días por el Caribe antes que cambiara su rumbo y se dirigiera al puerto de Bayonne, en Nueva Jersey. Se le llevó en condición crítica al hospital de Staten Island.

Según el forense la causa oficial de la muerte fue ahogamiento accidental, con el factor contribuyente de un trastorno convulsivo. Su muerte prosiguió a un incidente a bordo del Anthem of the Seas, de 4,905 pasajeros, cuando se le encontró inconsciente en una piscina.

Un portavoz de Royal Caribbean declaró que estaban desconsolados con la noticia, acompañando a la familia del pequeño con sus pensamientos y oraciones.


Alrededor de una docena de incidentes de ahogamientos o casi ahogamientos han ocurrido en líneas de cruceros en los dos últimos años.